Top

Blog

Querido opositor y estudiante de selectividad, el COVID-19 es vuestra OPORTUNIDAD.

Queridos opositores y estudiantes de selectividad, no sabéis cuánto os entiendo.

¿Qué fácil es opinar sin antes pararse a empatizar verdad?

Os encontráis inmersos en un contexto social y psicológico muy diferente al que quizá otros compañeros/as tuvieron que hacer frente en un pasado. Eso es una realidad, y quien no quiera aceptarla es cómplice de lo que os pueda ocurrir. De un día para otro cambias el sitio y las formas. Quizá muchos/as sois de esa generación con el nombre de millennials, ¿verdad?, pero qué pena que algunos/as habréis topado con algún profesor/a que no sabe si quiera hacer Skype. Lo jodido de esto es que ustedes podréis estar lo suficientemente preparados, pero la pregunta es… ¿Lo está el sistema educativo o vuestras academias?. Ojalá que sí, pero me da a mí que no. Porque esto nos ha pillado por sorpresa a todos/as. Lejos de criticar al profesorado, a cualquier academia y al sistema educativo, con esta reflexión quiero hacer ver que el contexto psicológico y social para estos chavales con ansias de alcanzar su sueño, ES DIFERENTE AL RESTO. ¿Te gustaría saber amigo/a estudiante cómo volver esta situación a tu favor? Hazme un pequeño esfuerzo y sigue leyendo, me gustaría ayudarte.

LA INCERTIDUMBRE Y LA ANSIEDAD

Sin duda, son actrices con un gran peso en esta película de terror (o ficción en muchos aspectos). Ambas son ese jodido personaje cuya finalidad es interponerse ante el protagonista (tú) y cualquiera de sus propósito (tus sueños). Y como a mí me gusta las pelis donde el bueno siempre gana, te voy a decir cómo hacerle frente a estos dos personajes que quieren joderte la escena cada vez que aparecen.

La incertidumbre se combate con información, y tú para informarte te vas a Tuiter y a Instagram, te saturas de noticias sobre fallecimientos, de compañeros/as hablando de cuándo y cómo serán y van a ser las cosas (porque hay algunos estudiantes que tienen información privilegiada, estos los saben todo, porque su prima es Pepi, la cual que trabaja en un centro educativo y ha escuchado a Juan decir que la selectividad va a ser en navidad, dice también que con suerte todos estaremos aprobados sin más, y que además, podremos elegir la carrera que queramos). Mi otro personaje favorito es el opositor (que por supuesto también estudiante, pero a mí me gusta diferenciarlo con este término) que se subscribe al foro con el nombre de «Este año la plaza es mía», administrado por Francisco Primero de Buenos Aires que garantiza una información 100% contrastada y real, y ha lee en dicho espacio informativo un mensaje de «SandraOpo94» afirmando con contundencia que van a recortar el temario debido a la situación actual. La tal Sandra dice que se lo ha escuchado entre líneas a Pedro Tanque, delegado de cultura y festejos de su ayuntamiento local. Así la incertidumbre se saldrá con la suya, porque no se combate con información del enterado/a de turno, sino con información de una fuente oficial y administrada en pequeñas dosis (o al menos tolerables).

La terrible información recibida a través de estos canales de (des)información te llevan a un estado de ansiedad tremendo, te vas a WhatsApp a ponerlo en tu grupo de clases y/o academia. Pero antes de escribir tú el mensaje observas que ya se te han adelantado, y lees en el chat del grupo: «¡¡¡¡Chichxs!!!!! ¡¡¡¡qué espanto!!! Pedro Taque ha dicho que van a meter 4 temas más!!! porque como tenemos más tiempo por estar confinados en casa hay que igualar condiciones con respecto a otro años. ¿Se habéis enterado?». Haces tus aportaciones en dicha conversación, te pones a contrastar información con otros foros, acaba el día, tachas dicho día en el calendario, un día menos, esto está aquí ya, o no, porque lo mismo eres de esos opositores que no tienen ni fecha de examen. Lo que sí está claro es que así, los malos de la película se van a hacer con la suya, que te recuerdo que lo único que desean estos es joderte los días, y también la vida. Sigue leyendo, que ahora te digo como le jodemos a ellos.

¿Y si te digo que tienes el contexto idóneo para estudiar y conseguir lo que andas persiguiendo?

Antes de que me crucifiquéis, dejadme explicar esta afirmación. Párate a pensar qué sientes en el día de tu examen. Quizá incertidumbre por las preguntas de cierto tema que puedan realizarte y también ansiedad por dicha incertidumbre, ¿me equivoco?. Esta situación te está dando una oportunidad de mejorar en un mismo ambiente psicológico que el que vas a experimentar el día de tu examen. Precisamente lo que quizás estés valorando como una piedra en el camino, quizá sea el trampolín hacia tu sueño. Es cierto que es una situación diferente y que ofrece mayor dificultad para concentrarse, prestar atención, memorizar, etc, pero cada nuevo día al que te enfrentas te está sometiendo a esas mismas emociones que vas a experimentar posiblemente en el día de tu examen. Por lo tanto, el experimentar estas emociones te está ofreciendo un simulacro real que deberías aprovechar, y que otros estudiantes es cierto que no tuvieron. Eso sí, deberás desarrollar herramientas psicológicas de afrontamiento. Para finalizar, voy a describirte algunas.

Estrategias Psicológicas de afrontamiento.

  1. Infórmate lo preciso y de fuentes oficiales (ministerio de educación, etc.), evita sobreinformación en redes sociales.
  2. Establece fechas donde sometas a examen tu rendimiento. Esto es importante para que mantengas el ritmo de trabajo, ya que hay personas que al ver que se pospone o cancela el examen reduce la calidad y cantidad en el estudio.
  3. Trabaja técnicas de relajación para afrontar la posible ansiedad en el día del examen. Una de las que más utilizo en este contexto es la relajación por contracción-relajación muscular y respiraciones.
  4. Establece horarios de estudio-descanso.
  5. Dedica tiempo al Ocio a través de vídeollamada y evita el tema de conversación monotemático y siempre referente al estudio.
  6. Piensa que TODOS están bajo la misma situación que tú, no eres una excepción.
  7. Crea un ambiente armónico en tu lugar de estudio y aleja elimina las posibles distracciones (móvil, TV, etc).
  8. Dedica tiempo al autocuidado (actividad física, aseo personal, etc.).

Todas las estrategias anteriores deberás aplicarlas día a día para experimentar sus beneficios, esto es como el estudio, si no eres constante no ten servirán de nada.

No pienses en las oportunidades que otros han tenido, piensas en las que ahora tú tienes. Céntrate en el aquí y el ahora y da lo mejor de ti. Permítete días buenos, no tan buenos y días de mierda, esto va a ser una auténtica montaña rusa, como siempre.

Espero que tomes esa 8 armas y reventemos a esos dos personajes y a cualquier otro que quiera interponerse en nuestro camino.

Acabo con una frase: «cuanto mejor es el malo, mejor es la película».

¡Resiste estudiante!

Te mando fuerzas y un cálido abrazo.

Compartir
Sin comentarios
Añadir Comentario
Nombre*
Email*